Ambientado en el Nueva York de los años 40. Dos jóvenes desconocidos cruzan sus miradas en una estación de tren, pero antes de que él pueda decir algo, ella sube a un vagón y se marcha. El muchacho tendrá una nueva oportunidad cuando vuelve a ver a la chica justo en el edificio que hay frente a la ventana de la oficina en la que trabaja.

La animación fue desarrollada en un programa que recibe el nombre de Meander. Se inició con un modelado en 3D, como lo que se ve en los trabajos de animación digital actual. Posteriormente se utilizó un lápiz electrónico que permitió dibujar a mano sobre la pantalla dibujos en 2D, sobre los ya creados en 3D, encargándose entonces el sofware de unir ambos. Una técnica que se ha probado por primera vez en este cortometraje.

El cortometraje despertó gran polémica a través de internet, en los días previos a los óscares 2013. Luego de ser liberado por la compañía en su cuenta de YouTube, muchos internautas no paran de remarcar su similitud con otros filmes. Los usuarios señalaron las evidentes semejanzas este corte de Disney y “Signs”, un multipremiado corto que ya hemos publicado con anterioridad en esta página, dirigido por Patrick Hughes en 2009.

Creado por el 2013-02-24

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)