El director homenajea a uno de sus directores favoritos, Alfred Hitchcock en un anuncio para Freixenet.

Martin Scorsese ha hecho un descubrimiento sensacional: hasta sus manos ha llegado un guión incompleto de Alfred Hitchcock y se propone devolverlo a la vida rodándolo. Scorsese se sumerge en la mente de Hitchcock, trata de pensar cómo lo hubiera hecho él, selecciona cuidadosamente la técnica y lo reinterpreta. La historia se titula “La clave reserva”. Sólo hay un problema: falta una parte. Simon Barker y Kelli O’Hara protagonizan una historia en el colosal auditorio newyorkino de Carnegie Hall. Los amantes del cine seguro que encuentran al hombre que sabía demasiado, y quizá lo encuentren con la muerte en los talones… Scorsese y Hitchcock; ambos se dan la mano para brindar con todos los espectadores, naturalmente a su manera.

Creado por el 2013-05-31