Un chicle pegado en el suelo. Una correa de perro. Una mancha en la pared con la forma de Australia. Un semáforo torcido… Cada uno de estos elementos por separado tiene su propia historia, aunque la unión de todos ellos puede generar una nueva trama.

Creado por el 2014-09-08

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)