En un futuro cercano, con el fin de recortar el gasto social, el Gobierno ha tomado la decisión de promover el sacrificio de personas no útiles para la sociedad. Las personas sacrificadas (ancianos mendigos, huérfanos…) son vendidas en las carnicerías como alimento. Plácido, un ayudante de carnicería, se esfuerza en ocultar ante su jefe y sus clientes el incipiente párkinson que padece. Al mismo tiempo intenta ocultar su amor secreto por su vecina, Esperanza. Las desconfianzas estarán a flor de piel.

Creado por el 2015-09-28

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)