El día que Randy cumple quince años, su tío Henry le despierta temprano para irse con él a pasar el día al desierto para hablar de los secretos de la familia y de la madurez. Pero para cuando acabe el día, Randy habrá aprendido una lección que jamás olvidará.

Creado por el 2016-04-14

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)