Hay cosas que nunca se olvidan, o quizás si.

Corto realizado en enero de 2009 para el concurso “L’Endemà”, organizado por la EMAV. Consistía en hacer un corto en 72 horas con las siguientes premisas:
1-El protagonista, en algún momento del corto, tenía que tirar la caña.
2-Algún personaje de la historia había de comer un plato de atún, sin tocarlo con las manos, y en una barca.

Cortometraje, comedia

Creado por el 2014-11-30

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)