Cansados de hacer siempre lo mismo, Jon encuentra en su casa por casualidad el trivial con el que jugaban hace años. Con esta iniciativa y con ganas de un poco de emoción, el grupo de amigos pondrá el juego en marcha en un colegio abandonado. Lo que no saben es que jugar con fuego en ciertos sitios puede salir a veces muy caro…

Creado por el 2016-02-20

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)