Categoría:

Cortos, Experimental

Etiquetas:

Cortometraje experimental y surrealista de Victor Beron. La percepción de la realidad: vista y oído está mediatizada por los receptores oculares y auditivos. De hecho los animales no ven de la misma forma que nosotros. Si insertasen una chip en el cerebro, capaz de transmitir imágenes en el momento de la muerte, aparecerían una serie de percepciones similares a las que se muestran en este corto experimental donde todo es diferente, obligando al espectador a reflexionar sobre la esencia de la realidad. La propia química cerebral en el mometo de la muerte provoca la salida de opiaceos al torrente saguíneo y esta es la responsable de la distorsion de las imágenes. Vídeo muy arriesgado y trasgresor realizado para ser percibido desde otra realidad. Trasladar al espectador hacia esa realidad diferente es el propósito del autor.

Creado por el 2013-12-05

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)