Realizado por Rob McLellan muestra de una forma totalmente distinta cómo puede comenzar una insurrección de máquinas. ABE es un robot programado para amar, pero cuando se da cuenta que ese “amor” no es recíproco con los humanos, intenta buscar respuestas de la única manera en que puede hacerlo.

Creado por el 2013-11-06

2 Comentarios