Mar y Luci­a hablan tranquilamente en el salon de casa.
Una madre y su hija entran en el ascensor. De repente se va la luz y es entonces cuando los secretos y las confesiones se revelan.
Porque hay sentimientos que solo pueden ver la luz a oscuras.

Creado por el 2014-03-05

Tu dirección de correo electrónico NO será pública. Los campos requeridos son marcados *

*

captcha

Bip bip! Si no eres un robot no te olvides de completar el código de seguridad o tu comentario será inmediatamente olvidado! ;)